Dona a través de Aporta

¡Ayúdanos a construir un mundo más solidario!

Más de 80 mil personas en más de 73 países, participan brindado un servicio voluntario para ayudar a crear una revolución de solidaridad, donde no se excluya a nadie y donde la paz sea posible, logrando hace de Sant´Egidio ¿Un sueño Posible?

Si deseas ayudar a la comunidad brindando tu servicio voluntario, no dudes en escribirnos dando clic aquí.

Jóvenes por la Paz (JXP)

Jóvenes por la Paz

Si eres un Adolescente puedes ser un Jóven por la Paz (JPX): comprender la realidad, aprendiendo a reconocer en ella los daños provocados por la violencia, por el abuso, por la guerra. Comprender la realidad del mundo con una aspiración: hacerlo más humano y más justo empezando por conocer y entender a los ancianos y la vejez.

Vivan los ancianos

planavol asiloVivan los ancianos: Cada Comunidad de Sant'Egidio en el mundo, vive la predilección por los ancianos: comparte sus ansias, su vida y su fe. Esta experiencia ha sido una escuela de maduración humana para la Comunidad.  En la historia de la comunidad, en efecto, una parte considerable de la solidaridad vivida corresponde a los ancianos. No porque ellos fuesen los primeros, los más destacados, sino porque eran los más pobres y tú puedes ayudar..

Escuela de la Paz

planavol escuelita

Si eres joven de preparatoria o de universidad necesitamos de ti en nuestros centros de apoyo escolar: Escuelas de la Paz, que es el nombre de nuestros centros, completamente gratuitos, que se conciben como un ámbito familiar que sustenta al niño o adolescente en la reinserción escolar; que ayuda a la familia en su tarea, proponiendo un modelo educativo abierto a los otros, solidario con los más desdichados, capaz de superar barreras y discriminaciones.

Amigos por las calles

planavol calles

Amigos por las Calles: Algunos episodios de intolerancia y de violencia hacia los sin techo nos hicieron reflexionar sobre la condición de abandono y de peligro de la vida de estos pobres que ha suscitado y hecho crecer a lo largo de los años una red de amistad y de sustento y ha dado lugar a iniciativas estables de solidaridad, hemos aprendido que nadie es tan pobre como para poder ayudar a los demás.