Dona a través de Aporta

paths of peace

Hoy hablé con Jesús

Blog
Tipografía

Para quien me conoce, para mis amigos más burlones y para los no tanto, a quienes saben y conocen la labor que realizo con la Comunidad de Sant'Egidio, podría significar este título tal vez una especie de fanatismo o casi una experiencia religiosa (lol) y bueno, aunque es así de cierta manera, me resulta sarcásticamente curioso decirlo y por ende ese, el título de mi escrito.

Y aunque no se trata directamente de nuestro señor Jesucristo quien me contactó por Facebook, (porque de ser así, estaría totalmente confundido, (lol y más lol)) fui contactado por Jesús, un amigo de la calle a quien conocí años atrás, tal vez más de tres años, de los primeros amigos de la calle que conocí, Jesús, quien llego a la cuidad de México procedente de Guerrero a los 8 años, vivió difíciles y duras experiencias como persona de la calle; el explicarlas y detallar las mismas creo que a estas alturas, no resulta un tema central del presente y alguien con cierta imaginación, podría suponer lo que un niño solo puede vivir en las violentas calles de esta monstruosa ciudad.

Cuando conocí a Jesús tenía problemas de adicción, acaba de salir de prisión y su casa era el puente de Circuito y Marina Nacional. Después de un tiempo, a través de los lazos de amistad en el servicio de cada sábado, Jesús nos contó acerca de su vida, de su pasado, de sus miedos, pero también nos contó sus sueños, sus anhelos, su esperanza. Pudimos descubrir en Jesús lo que es un secreto a voces entre nuestros amigos de la calle, el anhelo de tener una pareja, encontrar trabajo, construir una familia y claro, de salir de la calle, un sueño casi imposible para alguien que vive en la misma.

En Jesús desarrollé una empatía singular, empatía que me llevo a invitarlo para colaborar en el proyecto de "Suite Vanilla Design", un proyecto de construcción de muebles con tarimas recicladas, d que junto con otro amigo llevamos a cabo desde hace más de dos años, los fines de semana, si bien no es un trabajo del cual pudiese mantenerse, ya que es un trabajo ocasional, es una actividad que le permitió llevarse dinero adicional para poder afrontar sus gastos.

Después de un tiempo, a través de este lazo de amistad con Sant´Egidio, Jesús, (en palabras de él) despertó su mente y discernió las acciones que hacía es su vida; uno de los propósitos de Sant´Egidio con la gente de la calle es cambiar su vida a través de la Amistad, es practicar el evangelio entre nuestros hermanos pobres, a través de un gesto generoso, de la amistad, de compartir alimento, de dignificar su vida reconociendo su existencia; como siervos inútiles de Dios, es lo que intentamos desde la Comunidad de Sant´Egidio, haciendo alusión al evangelio de Mateo capítulo 25 (es que por eso el título a la vez real pero a la vez sarcástico del artículo), porque de la comunidad he aprendido a ver a nuestro señor Jesús en cada uno de nuestros hermanos más pobres y necesitados, a ver el rostro de Dios en ellos:

25:36 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;

25:36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.

….

25:40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.

Tomado de Mateo Capitulo 25

Es así como gracias a la Comunidad he aprendido a vivir esta parte del Evangelio.

Jesús se alejó de las adicciones y empezó a ver su vida de manera diferente a la vivida hasta ese entonces, posterior a esto, Jesús nos comentó que dejaría de asistir a la bodega de los muebles por que regresaría a su pueblo natal, Zumpango, Guerrero, cosa que me sorprendió, pero era una decisión propia y parte de su plan de vida.

Hoy, después de unos meses de no saber nada de Jesús (solo lo había contactado por teléfono en un par de ocasiones desde que se fue a Guerrero) recibí una solicitud de amistad por Facebook, la cual me sorprendió gratamente al ver su foto de perfil, platicamos un poco sobre su nueva vida, la familia que está construyendo, ¡ya va a ser papá!, me ha comentado que debe ser un padre responsable, me ha comentado que Dios le ha enseñado la diferencia entre lo bueno y lo malo, para que pueda educar a su niño y llevarlo por un mejor camino al que él vivió.

Envió saludos y agradecimientos para la gente de la Comunidad que estuvo con él, que lo escuchó, que lo apoyó y aconsejó, el me comentó lo que hicieron mucho por él.

Anteayer veía el video denominado “Ignominia” donde se entrevista a Jesús y recordé cómo lo hemos conocido. Me llena de enorme alegría y satisfacción saber que su vida ha mejorado y que se ha encontrado con condiciones favorables para poder cambiar su vida. Cuando suceden este tipo de casos mi alma se llena de un gozo increíble.

Sin embargo no todos los casos son favorables, no todos tienen esa oportunidad para salir adelante, algunos amigos de ese mismo video no han tenido la fortuna de Jesús, no todos conocen a Dios. Hemos sido testigos de como amigos de la calle desaparecen, mueren, o simplemente no han podido salir adelante. Historias como el de Jesús nos deben motivar a seguir practicando el Evangelio, el Evangelio de los pobres, de los más débiles y necesitados.

Hoy es un buen día, un día con mucha alegría, donde un amigo en condiciones adversas salió avante y es responsabilidad de los miembros de la comunidad, que hacemos servicio con la gente de la calle que estas historias, como la de Jesús, sean historias que se puedan contar frecuentemente, historias que se multipliquen y que nos inspiren a ser Cristianos valientes, decididos y comprometidos con la causa del Evangelio.

Les invito a conocer a Jesús a través del siguiente video:

 

Datos Bancarios

 

 Razón Social:   San Egidio, A.C. 
 R.F.C.:   SEG 120912 DZ7
Banco:   BanBajio
Cuenta:   0090166350201
CLABE:   030180900000257814

Bloggers

  • Sant'Egidio

    Comunidad de Sant'Egidio

    Nadie es tan pobre como para no poder amar a los demás

  • Cesar Cardenas

    Cesar Cárdenas

    Servicio: Amigos por las calles