Dona a través de Aporta

No más violencia contra quienes viven en calle

Amigos por la callle
Tipografía

Comunicado Conjunto

Hace un mes -28 de abril-, murió Arturo. Arturo tenía 18 años y vivía en calle, justo en el bajopuente de Taxqueña. Su muerte fue producto de una inhumana golpiza que personas desconocidas le propinaron cuándo él estaba dormido.

La agresión a Arturo no ha sido el único hecho violento dirigido a quienes habitan los espacios públicos en los alrededores del Metro Taxquena. En febrero, Axel, de 19 años, dormía cuando fue golpeado en la cabeza con un objeto contundente, llegó con muerte cerebral al hospital en donde murió cuatro días después. En marzo, un incendio intencionado arrasó la precaria vivienda armada con hules, lonas y cobertores de una familia de jóvenes con niños y niñas pequeñas. Ya en abril, otros dos jóvenes fueron agredidos también mientras dormían, ambos lograron reaccionar y huir pero quedaron con golpes muy fuertes en la cabeza.

Desde el mismo 28 de abril, Ednica, I.A.P., la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Comunidad Sant'Egidio y el Instituto de Asistencia e Integración Social generaron una estrategia de emergencia para responder a esta crisis de violencia. Los y las jóvenes que pernoctan en el bajopuente de Taxqueña accedieron, de acuerdo a sus propias demandas, a apoyo psicológico, canalizaciones médicas e información constante sobre las gestiones realizadas para que estos hechos no queden impunes. Destacamos que también se realiza un esfuerzo económico para que quienes así lo decidieron, pernocten en hoteles de su confianza.

Por otro lado, si bien, la respuesta de las distintas autoridades del gobierno de la ciudad como la Secretaría de Gobierno, Secretaría de Seguridad Pública, Secretaría de Desarrollo Social y la Procuraduría de Justicia fue sensible, aún falta mucho por hacer.

En el transcurso de las semanas recientes, organizaciones de sociedad civil como Casa Alianza, I.A.P.; Pro Niños de Calle, I.A.P.; Pro Sigue, A.C. y Yolia Niñas de la Calle, A.C., analizamos la coyuntura y hemos discutido la necesidad de realizar un trabajo coordinado, estar alerta de lo que ocurre en las diversas comunidades en las que trabajamos y que se fortalezcan las políticas públicas para garantizar los derechos humanos de quienes habitan en los espacios públicos de la Ciudad de México.
De este modo, a un mes de la muerte de Arturo, es necesario:

  1. que se sostengan los operativos de seguridad para proteger a quienes habitan en los espacios públicos de Taxqueña; al tiempo que se mantiene una vigilancia permanente para prevenir y sancionar los delitos que se comenten aquí;
  2. que la estrategia de seguridad no se traduzca en criminalización de quienes viven en calle;
  3. garantizar que las averiguaciones previas van a resultar en la detención de quienes ocasionaron los actos de violencia hacia jóvenes y las muertes de Arturo y Axel;
  4. dar continuidad en el mediano y largo plazo a la estrategia de protección e inclusión a los y las jóvenes que viven en espacios públicos de Taxqueña.

Las organizaciones de sociedad civil adherentes consideramos que este tipo de medidas deben tomarse también en otras comunidades de la Ciudad de México, en las que hay personas que sobreviven en los diversos espacios públicos.

Detengamos la violencia contra quienes viven en el espacio público

Casa Alianza, I.A.P.; Comunidad San Egidio; Ednica, I.A.P.; Pro Niños de Calle, I.A.P.; Pro Sigue, A.C. y Yolia Niñas de la Calle, A.C.

organizaciones