Grid List

¿Por qué un anciano de 81 años en Navidad, aún teniendo familia (carnal) tiene que ir ahí donde se celebra Navidad a gente de la calle, a los pobres?

 

¿Qué pasaría si el día de hoy fueses juzgado por tus actos del pasado? ¿Qué pasaría si por ello, fueses condenado a perder tu identidad, condenado a perder todo acceso a derechos básicos como salud, educación, vivienda, trabajo, e inclusive a perder a tu familia y a tus amigos? ¿Qué pasaría si un día despertaras y te encontraras solo entre el mundo?

De pronto, entre el bullicio y la oscuridad, entre la incertidumbre y la emoción, surge un pequeño de 4 años, un enano de no más de unos 50 centímetros de altura, con una mirada inocente, sonrisa partida, ropita desgastada y actitud atorrante, pidiendo un poco de alimento.

Para quien me conoce, para mis amigos más burlones y para los no tanto, a quienes saben y conocen la labor que realizo con la Comunidad de Sant'Egidio, podría significar este título tal vez una especie de fanatismo o casi una experiencia religiosa (lol) y bueno, aunque es así de cierta manera, me resulta sarcásticamente curioso el decirlo y por ende ese, el título de mi escrito.